El islam en Europa o cómo la barbarie se ha apoderado de la civilización

            En una ocasión, un profesor de universidad me manifestó su alegría de poder vivir en Alemania, argumentando que a partir de los acontecimientos que allí tienen lugar uno se puede hacer una idea de por dónde irá el curso de la historia europea. Siempre he mantenido una actitud escéptica frente a este parecer, puesto que, si hay un pueblo en Europa que ha demostrado ser un impedimento y un freno para el progreso de la civilización occidental, éste ha sido sin duda alguna el alemán.

            No obstante, tomando esta opinión no en sentido positivo, sino en sentido negativo, es decir, si se interpretan los sucesos que acaecen en Alemania y en sus alrededores como signos de la decadencia y de la destrucción de la civilización europea, se ha de reconocer que la situación actual es muy inquietante.

            Obsérvese sino el panorama occidental: Inglaterra, la tierra de Locke y de Toland, plagada de tribunales islámicos que aplican libremente la sharia y donde dos musulmanes se pudieron permitir el lujo de matar a sangre fría y a plena luz del día al soldado Lee Rigby, mientras los transeúntes, en lugar de detenerlos o apalearlos, se detenían a dialogar con ellos sobre las razones que les habían inducido a cometer el asesinato mientras blandían con orgullo sus cuchillos ensangrentados1; Holanda, la tierra del judío Spinoza, de Pim Fortuyn2, de Theo van Gogh3, de Ayaan Hirsi Ali4 y baluarte histórico de la libertad y de la tolerancia frente a todo tipo de fanatismos, convertida en la sede europea de la droga y de la mafia islámica de origen principalmente marroquí, que tiene casi más mezquitas con minaretes que molinos de viento; Bélgica, como Francia o Italia, poblada de una comunidad musulmana con cada vez más poder e influencia social; Escandinavia, la cuna de los vikingos que atemorizaron a Europa con su vigor y su fuerza, dominada por creyentes en Alá, quienes se han enseñoreado de la sociedad, violando impunemente a todas las adolescentes que se encuentran en su camino5 y expulsando a las comunidades judías allí existentes6 y, por último, Alemania, donde la mafia islámica turca se ha adueñado de todo el sector servicios, aterrorizando a los pocos niños de origen alemán que quedan en los colegios7 y creando zonas exclusivamente de lengua turca como se observa en los barrios musulmanes de Berlín8 y de otras zonas del país9.

            Un hecho que refrenda esta alarmante situación europea lo brindó hace poco más de un mes Alemania10. Todo comenzó cuando un redactor del diario Bild publicó un comentario en el que expresaba su rechazo del islam con el siguiente titular: «El islam como obstáculo para la integración». Su autor era Nicolaus Fest, hijo del fallecido Joachim Fest, co-editor del Frankfurter Allgemeine Zeitung y biógrafo de Albert Speer y de Adolf Hitler. En concreto, las palabras de Nicolaus Fest fueron las siguientes:

Soy un ateo que simpatiza con la religión. No creo en ningún dios, pero el cristianismo, el judaísmo y el budismo tampoco me molestan11.

Sólo el islam me molesta cada vez más. Me molesta la enorme y desproporcionada criminalidad de jóvenes de origen musulmán. Me molesta el desprecio mortal del islam hacia las mujeres y hacia los homosexuales.

Me molestan los matrimonios forzados, «los jueces de paz», «los asesinatos por honor».

Y los pogromos antisemitas me molestan más que lo que dan de sí declaraciones más o menos civilizadas.

Ahora bien, yo me pregunto: ¿La religión es un obstáculo para la integración? Mi impresión: no siempre. Pero en el caso del islam, sí. ¡Préstese atención a los que piden asilo y a los inmigrantes!

No necesito ningún racismo importado y, represente lo que represente el islam, tampoco lo necesito.

Nicolaus Fest, «l islam como obstáculo para la integración» (Bild, 27.07.2014).

A pesar de que, como el lector habrá podido observar, el comentarista no dice nada nuevo y el texto tiene más bien un tono moderado, publicar tales palabras en el país de lo políticamente correcto y de lo «Multikulti» constituye indudablemente un acto de valentía y de transgresión social. Y así se lo hicieron notar al autor tanto en la redacción de su propio periódico como los políticos izquierdistas.

            Comenzando por estos últimos, hay que destacar cómo la crítica vino en primer lugar por parte de Los Verdes (Die Grünen). Así, Volker Beck exigía en un tuit una disculpa pública del diario «ante todas las musulmanas y musulmanes», mientras que Kai Gehring hablaba de una «persecución contra los musulmanes». Por su parte, La Izquierda (Die Linke) reaccionó contra el comentario a través de su diputado musulmán Niema Movassat, quien escribió en un tuit que «El BILD empieza una campaña contra el odio a los judíos. ¿Pero quién combate el antisemitismo fomentando el racismo?»12. Por último, el partido socialdemócrata (SPD) también se sumó a esta serie de críticas a través de Jonas Westphal, quien pidió la destitución del redactor del periódico y de Halin Wawzyniak, quien criticó que se asociara criminalidad con islam, una realidad que, como recordaba el diario de orientación izquierdista Die Zeit en su noticia sobre la polémica (27.07.2014), está probada científicamente por un estudio del 2010 del Instituto de Investigación Criminológica de la Baja Sajonia (KFN).

            Aunque el autor del comentario, Nicolaus Fest, reaccionó con un tuit en el que declaraba que

¡Magnífica tormenta de mierda (Shitstorm)! Por lo que se ve, muchos encuentran que está muy bien la homofobia, el antisemitismo y el asesinato por honor,

su desautorización más preocupante vino, como suele ser habitual en estos casos, desde dentro, alentada, sobre todo por un político musulmán perteneciente a Los Verdes de Berlín, el Sr. Özcan Mutlu. En efecto, en un tuit Mutlu tachó al autor de «¡Predicador del odio!», ante lo cual tuvo que contestar el redactor jefe del diario Bild, Kai Diekmann, sosteniendo que su colaborador no era un predicador del odio, aunque consideraba poco afortunado su comentario sobre el islam. Asimismo, la redactora jefe de la edición dominical del periódico, Marion Horn, a pesar de que en un primer momento defendió a Nicolaus Fest asegurando que

aun cuando nadie lo crea: en Springer13 hay diversidad de opiniones, pero @NicolausFest no odia el islam,

la posterior respuesta, también por tuit, de Özcan Mutlu afirmando que

la libertad de expresión es un gran valor, los límites están establecidos en la Constitución. Él los excede,

hizo que la redactora Horn tuviera que escribir:

Yo entiendo su comentario de la siguiente manera: a él la religión le da igual, no la necesita. Pero tiene algo en contra de la intolerancia/el racismo…

y disculparse públicamente ante el mundo musulmán con las siguientes palabras:

@BILDamSonntag ha herido sentimientos. Dicho de manera clara: ¡No somos enemigos del islam! Pido disculpas por esta impresión.

Este apoyo tan valiente del diario Bild a su redactor Nicolaus Fest por haber manifestado por escrito su opinión sobre el islam tuvo su punto álgido con la aparición de un «Contra-Comentario» firmado por Kai Diekmann y de un «Comentario crítico» por parte de Özcan Mutlu. Las palabras de Kai Diekmann fueron las siguientes:

                En los últimos años se han producido muchos debates de gran importancia social sobre el islam.

¿Cómo es de tolerante y cómo es de pacífica esta religión? ¿Cuánta influencia debería tener el islam –la fe de millones de hombres en Alemania– en nuestro país de impronta cristiana?14

Para BILD y Axel Springer ha habido y hay en todos estos debates una clara e inamovible línea divisoria entre la religión mundial del islam y la ideología del islamismo que desprecia al ser humano.

«Quien hoy en día lucha contra el islamismo, lucha por un islam ilustrado, fuerte, anclado por supuesto en la sociedad y exitoso», dice Mathias Döpfner, presidente de la junta directiva de Axel Springer. «Estar contra el islamismo no es ser anti-musulmán. Al contrario»[15

En Berlín tuvo lugar ayer una oración común por la paz de judíos, cristianos y musulmanes. Precisamente de esta manera se debería presentar la religión. No importa, no debería importar a qué Dios recen los creyentes. Para BILD y Axel Springer, por tanto, no hay lugar para juicios generalizados y denigrantes contra el islam y las personas que creen en Alá.

Quien rechaza de manera general una religión, se posiciona contra millones, contra miles de millones de hombres que en abrumadora mayoría viven pacíficamente.

Nosotros NO queremos discusiones tales que traspasan los límites religiosos. Ni tampoco las llevamos a cabo, ni las fomentamos, ni las inducimos. Puesto que siempre terminan de manera horrible: ¡ya lo ha demostrado suficientemente la historia!16

Kai Diekmann, «¡Ningún juicio generalizado sobre el islam!» (Bild, 27.07.2014).

El comentario por parte del diputado musulmán por Los Verdes, Özcan Mutlu, rezaba como sigue:

                El viernes pasado elevé con convicción mi voz contra el antisemitismo en BILD.17

A uno no le tiene que gustar BILD, pero todo acto contra el odio entre los hombres es importante. De este modo se entiende que apenas pudiera dar crédito cuando leí el titular en el BILD am SONNTAG “El islam como obstáculo para la integración”.

Como demócrata convencido en un país liberal estoy orgulloso de nuestra constitución y del derecho a la libertad de expresión. El comentario es para mí, no obstante, racismo puro. Las peroratas llenas de odio del autor fomentan sin necesidad prejuicios, miedos y xenofobia.

A mí me gusta discutir los problemas que seguramente existen para la integración y sus orígenes, así como también sus posibles soluciones. Las frases polémicas y, en parte, plagadas de odio no permiten, sin embargo, discusión alguna. Las generalizaciones y las globalizaciones son un veneno para la integración y la convivencia pacífica de culturas y religiones en nuestro país.

Un comentario que hubiera injuriado con las mismas palabras a los judíos o a otras comunidades religiosas no hubiera sido tolerable para BILD. De ello estoy completamente seguro.

Özcan Mutlu, «El odio contra los judíos no se combate con el odio contra el islam» (Bild, 27.07.2014).

Ninguno de los dos comentarios críticos contra Nicolaus Fest merece la más mínima consideración: que existe algo llamado «islam» que se diferencia del «islamismo», que existe un «islam moderado» y un «islam radical» es uno de los dogmas introducidos en Occidente por los teóricos musulmanes que se refuta fácilmente no sólo por los hechos (¿dónde están esas manifestaciones multitudinarias de todos esos millones de musulmanes que quieren vivir «en paz» cuando hay un atentado islamista.18 ¿Dónde están esos manifiestos de condena de la violencia islamista en Oriente Próximo, en Afganistán o Irak?19), sino también por las declaraciones de renombrados dirigentes musulmanes como el presidente de Turquía Recep Erdogan, quien en un programa de la televisión turca en el año 2007 afirmó que «estas descripciones son muy desagradables, son una ofensa y un insulto a nuestra religión. No hay un islam moderado o no moderado. El islam es el islam. Y punto»20.

            Que, por otro lado, haya un musulmán que se atreva a hablar en nombre de la democracia liberal y de la constitución y denuncie a Nicolaus Fest por «xenófobo» y «racista» es de un cinismo que raya la desvergüenza más absoluta. No sólo porque manipula descaradamente el texto de Fest (quien en ningún momento habla de «raza», sino de religión), sino también porque con sus descalificaciones y, sobre todo, con su última frase, llena de victimismo barato y de un furibundo antisemitismo y relativismo, demuestra cuál es su verdadera naturaleza: la de una persona que, ante la imposibilidad de eliminarlo físicamente como le pide el cuerpo, se aferra a la libertad de expresión y a la tolerancia para exigir su censura y su prohibición por toda una serie de afirmaciones que en ningún momento ni desmiente ni rebate21.

            Todo este asunto ocurrido con Nicolaus Fest en Alemania no es en absoluto algo anecdótico, sino que refleja de manera diáfana la grave situación en la que se encuentra Occidente: la prohibición de levantar la voz contra el islam22, el veto que se produce contra todo aquel que se atreve a criticar la salvaje religión de Mahoma23 y el miedo, por consiguiente, que existe en todo el mundo civilizado a la hora de revelar cuáles son sus verdaderas intenciones24.

            A pesar de la gran estupidez generalizada en la sociedad occidental, estupidez alimentada y fomentada por una izquierda resentida y enemiga de la civilización que se asocia con todo aquel que se proponga destruirla25, hay toda una serie de voces que han denunciado y están denunciando valerosamente y en solitario el peligro que el islam supone para nuestra forma de vida26. No obstante toda esta serie de Casandras, hay que reconocer que el daño ya está hecho y que el islam ya está instalado en Europa27. No es casual que sea el rap el factor de unión entre los terroristas islámicos en suelo europeo28.

            Como se ha indicado al principio de estas líneas, una visión panorámica de cómo está la situación en el Viejo Continente demuestra que la invasión musulmana es una realidad factible e indiscutible: ya están aquí y ya están dominando29. Los musulmanes no sólo se han adueñado de los sectores económicos básicos de la sociedad y están entrando en cantidades cada vez más preocupantes en oficios antaño inaccesibles para ellos (policías, abogados, jueces, economistas), sino también están en los centros políticos de poder. Cómo acceden a este poder político, se puede deducir fácilmente si se echa un vistazo a los principales candidatos de los verdes o de la izquierda, sea ésta socialdemócrata o comunista, en los distintos países europeos. Lo que hace 10 años sería algo impensable o, siendo generosos, anecdótico, hoy en día se ve como algo normal: candidatos con nombres turcos o árabes o candidatas que aparecen retratadas con el velo musulmán30. Véase, por ejemplo, el lamentable caso de Rotterdam, la ciudad de Erasmo: gobernada actualmente por un miembro del partido socialdemócrata que posee la doble nacionalidad holandesa y marroquí y es de religión musulmana. ¿Alguien se extraña de que la ciudad se distinga por la suciedad y por toda una serie de barrios en los que «el extranjero» es el blanco que pasa accidentalmente por allí? ¿Y qué decir de Luftur Rahman, el primer alcalde musulmán de Gran Bretaña aupado en un primer momento por los laboristas y que ahora gobierna, con un partido creado por él mismo, el barrio londinense de Tower Hamlets, acusado de tener conexiones con el Fórum Islámico de Europa y quien permite la existencia de vigilantes islamistas que imponen la sharia en las calles?31

            Es hora de reaccionar y rápido. Al islam no se le combate ni con palabras ni con escritos. Como bien sabían nuestros antepasados europeos, al islam se le combate con la espada. El islam no es una religión de paz: es una religión que trae la guerra, que exige la sumisión absoluta (no en vano, «islam» significa en árabe «sumisión») a un dios cruel, al judío Yahvé, llamado por los cristianos «Dios» y por los musulmanes «Alá» y que fomenta la destrucción de todo lo que se encuentra a su paso y no casa con su bárbara mentalidad nacida en los desiertos arábigos.

            La eliminación de una imagen idílica del islam es el paso previo para su completa desaparición de la faz de la tierra. La civilización occidental, basada en Grecia y Roma, no debe sucumbir ante la barbarie musulmana. No se trata ya de defender el cristianismo o el judaísmo, como muchos ingenuos todavía creen. Se trata de defender la civilización que ha creado el mundo en el que vivimos, la civilización cuyo valor máximo ha sido desde siempre la libertad. Exterminando el islam se completa de esta manera la tarea iniciada hace más de dos mil años por Leónidas y sus 300 guerreros contra la tiranía procedente de Asia.

            De nosotros depende que el sacrificio realizado por el gran Leónidas y por muchos otros europeos amantes de la libertad como Miguel de Cervantes no caiga en el olvido, sepultado bajo los bárbaros cánticos de suras coránicos recitados por salvajes en mezquitas construidas en suelo europeo.

D.V.


1 Véase la noticia en http://www.elmundo.es/elmundo/2013/05/22/internacional/1369241591.html y http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2014-02-26/cadena-perpetua-para-los-islamistas-que-asesinaron-al-soldado-ingles-lee-rigby-1276511774/

2 Pim Fortuyn, político neerlandés, fue autor de diversas obras, entre las que destaca la de 1997 Tegen de islamisering van onze cultuur: Nederlandse identiteit als fundament (Contra la islamización de nuestra cultura: la identidad holandesa como fundamento). Debido a su actividad política de denuncia del peligro que para las libertades y los derechos representaba el islam, fue tiroteado en una plaza de aparcamiento a manos  de un izquierdista, vegano y defensor de los animales llamado Volkert van der Graaf bajo el pretexto de que así «protegía a los musulmanes» (http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/netherlands/1425944/Fortuyn-killed-to-protect-Muslims.html). Como dato curioso señalar que, tras 12 años de prisión, van der Graaf, ya está de nuevo en la calle (http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702304418404579462973965762740).

3 Theo van Gogh, el cineasta y bisnieto del gran pintor holandés, fue asesinado salvajemente por un islamista de origen marroquí llamado Mohammed Bouyeri por retratar en sus películas la amenaza que islam representaba para la sociedad occidental en su conjunto y, en especial, para la mujer (véase tanto su cortometraje, con guión de Ayaan Hirsi Ali, Submission como la película 06/05 dedicada al asesinato de Pim Fortuyn). Para más detalles de su muerte, véase Ian Buruma, Asesinato en Ámsterdam: la muerte de Theo van Gogh y los límites de la tolerancia. Traducción de Mercedes García Gamilla, Debate, Barcelona, 2005.

4 Para poder hacerse una idea de quién es esta somalí que tuvo que huir de Holanda por la presión que recibía de los círculos no sólo musulmanes, sino también izquierdistas pro-musulmanes, véanse las siguientes entrevistas en español: http://elpais.com/diario/2007/01/07/eps/1168154807_850215.html y http://www.letraslibres.com/revista/convivio/conversacion-con-ayaan-hirsi-ali. El lector interesado en su obra, puede leer, gracias a la editorial Galaxia Gutenberg / Círculo de Lectores, Yo acuso (http://www.libertaddigital.com/opinion/libros/el-horror-entre-nosotros-1276231587.html) o Mi vida, mi libertad (http://www.libertaddigital.com/opinion/libros/el-precio-de-la-libertad-1276232929.html).

5 Véase, por ejemplo, el breve reportaje que le dedicó la televisión noruega a esta cuestión https://www.youtube.com/watch?v=Hs7RhSoQQws (enlace censurado y eliminado por YouTube), así como sobre lo que pasa en Suecia: http://themuslimissue.wordpress.com/2013/10/13/muslims-raped-over-300-swedish-children-and-700-women-in-seven-months-of-2013/; http://majorityrights.com/weblog/comments/muslim_rape_wave_in_sweden/ o http://www.liveleak.com/view?i=de1_1394099792

6 El caso de Malmö (Suecia) es, sin duda alguna, el más significativo, aunque no el único: http://www.delacole.com/cgi-perl/medios/vernota.cgi?medio=comunidades&numero=542&nota=542-14; http://protestantedigital.com/internacional/24246/Los_judios_abandonan_Suecia_ante_el_aumento_de_ataques_antisemitas; http://actualidad.rt.com/actualidad/view/11107-Abandonan-Suecia-ante-aumento-de-ataques-antisemitas-de-musulmanes. Véase, asimismo, la noticia en la cadena francesa ARTE https://www.youtube.com/watch?v=s9lT7JWtBok (enlace censurado y eliminado por YouTube).

7 Véase el siguiente reportaje en la televisión alemana: https://www.youtube.com/watch?v=cggfOl4mwPw (enlace censurado y eliminado por YouTube).

8 Véase el siguiente reportaje de la televisión pública alemana: http://www.rbb-online.de/kontraste/ueber_den_tag_hinaus/migration_integration/tuerken_in_berlin.html

9 En todo este recorrido por Europa, Suiza constituye una por el momento digna excepción por su decidida lucha contra las pretensiones de los musulmanes de islamizar su país, como testimonia el referéndum contra la construcción de minaretes en las mezquitas (https://agonfilosofia.wordpress.com/2020/08/01/deutsche-raus/) y http://elpais.com/diario/2009/11/30/internacional/1259535607_850215.html) o la resistencia a las exigencias de los musulmanes de segunda generación de eliminar la cruz de la bandera nacional (http://www.libertaddigital.com/mundo/2011-09-22/musulmanes-exigen-que-suiza-elimine-la-cruz-de-la-bandera-nacional-1276436064/). Fuera de Europa, merece ser citado el caso de Japón, país donde se ponen restricciones a los musulmanes (http://www.estadodeisrael.com/2014/09/japon-la-tierra-sin-musulmanes.html).

10 Dentro de este sombrío horizonte, Alemania es, como veremos a continuación, uno de los casos más preocupantes. Mas para poder entender la gravedad de la cuestión, lo primero que hay que hacer es acabar definitivamente con la idílica imagen que se tiene de este país, especialmente en España. Culpables de esta distorsionada concepción son nulidades filosóficas como José Ortega y Gasset o políticos como Franco, quien permitió que los españoles tuvieran que huir de su patria para ir a buscar trabajo a Alemania, de la misma manera que actualmente tiene que hacerlo toda una generación de jóvenes, los nuevos esclavos de los alemanes.

11 Todas las negritas en el texto son del autor.

12 Muchos han asociado este comentario crítico con el islam con la campaña iniciada por el diario Bild pocos días antes contra el creciente anti-semitismo en Alemania debido a las informaciones manipuladas recibidas de la lucha de Israel contra el grupo terrorista Hamás, organización conocida, por lo demás, por sus acciones benéficas y sociales en la Franja de Gaza, entre las que cabría citar, por ejemplo, esconder material bélico en escuelas y hospitales públicos o crear toda una red de túneles para el contrabando de misiles y de todo tipo de armamento con el fin de destruir y hacer desaparecer de la faz de la tierra no sólo el estado de Israel, sino también a todos los judíos.

13 Axel Springer es el nombre de la editorial que publica el diario Bild.

14 Todas las negritas en el texto son del autor.

15 Nicolaus Fest contestó con un tuit a esta afirmación haciéndose la siguiente pregunta retórica: «¿Pero hay límites entre el islam y el islamismo? Los manifestantes antisemitas eran madres y gente normal», a lo que contestó Marion Horn con un «¡¡¡Naturalmente que hay estos límites!!!».

16 Y a pesar de esta desautorización pública de sus propios compañeros del diario, tanto la izquierda alemana a través de Bernd Riexinger, como el SPD con el turco Serdar Yüksel a la cabeza criticaron este texto como insuficiente y alertaron de que lo único que había conseguido Fest con su comentario era «envenenar la atmósfera de nuestra sociedad».

17 Todas las negritas en el texto son del autor.

18 En este contexto, es de lectura obligatoria el artículo de opinión del holandés de origen judío Leon de Winter «Die Mörder des IS nehmen Mohammed eben wörtlich» (http://www.welt.de/debatte/kommentare/article132118191/Die-Moerder-des-IS-nehmen-Mohammed-eben-woertlich.html).

19 Sólo como burla y como una muestra más del cinismo y de la manipulación pública que los dirigentes del islam cometen impunemente en las sociedades occidentales puede ser calificada la reciente «Fatwa sobre el denominado ‘Estado Islámico’ (anteriormente ‘Estado Islámico en Irak y Siria’)» decretada por los imames ingleses. El texto se puede leer en el The Sunday Times http://www.thesundaytimes.co.uk/sto/multimedia/archive/01091/Fatwa_on_ISIS_1091394a.pdf

20 Véase http://my.telegraph.co.uk/abdulmuhd/amuhd/1476/moderate-islam-is-an-insult-to-islam-the-cultural-muslim/

21 Lo mismo vale para toda esa serie de «réplicas» que circulan por internet, entre las que habría que destacar la del Consejo de Estudiantes y Académicos Musulmanes (http://www.ihv-muenchen.net/home/zu-den-antimuslimischen-entgleisungen-von-nicolaus-fest-in-der-bild-am-sonntag).

22 Obsérvese el escandaloso asunto acaecido en Inglaterra, donde las autoridades hicieron la vista gorda y permitieron con su actitud pasiva el abuso de 1.400 niñas a manos de paquistaníes por miedo a parecer racistas (http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/crime/11057647/Rotherham-sex-abuse-scandal-1400-children-exploited-by-Asian-gangs-while-authorities-turned-a-blind-eye.html; http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2014-08-27/las-autoridades-britanicas-permitieron-el-abuso-de-1400-ninas-por-no-parecer-racistas-1276526803/) y el caso de la investigadora del Ministerio del Interior que, cuando quiso denunciarlo, fue obligada a callarse y a tener que hacer un curso de dos días sobre diversidad y etnicidad para incrementar su «conciencia sobre asuntos étnicos» (http://www.bbc.com/news/uk-england-south-yorkshire-29012571 y http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2014-09-04/castigada-con-un-curso-de-diversidad-por-denunciar-los-abusos-sexuales-a-ninas-1276527473)

23 Recuérdense, por ejemplo, la famosa polémica con las caricaturas sobre Mahoma en Dinamarca  (http://www.elmundo.es/elmundo/2006/02/02/internacional/1138914331.html; las caricaturas se pueden ver en http://www.infobae.com/2006/02/03/236303-las-12-caricaturas-mahoma-que-indignaron-al-mundo-islamico) o en Francia (http://www.abc.es/videos-internacional/20120919/francia-suma-polemica-esta-1849761021001.html), así como la valiente actitud de la Brandeis University de Boston, quien, tras haberle anunciado que le otorgaba el doctorado Honoris Causa a Ayaan Hirsi Ali, se lo retiraron pocos días antes por su labor crítica contra el islam. Cfr. http://www.libertaddigital.com/internacional/estados-unidos/2014-05-03/de-heroina-a-apestada-retiran-el-honoris-causa-a-ayaan-hirsi-ali-por-criticar-el-islamismo-1276517388/ y la respuesta que la luchadora somalí publicó en el Wall Street Journal http://online.wsj.com/news/articles/SB10001424052702304512504579493410287663906.

24 Una muestra de ello son los comentarios de los lectores al texto de Nicolaus Fest publicados en Bild: http://www.bild.de/news/standards/bild-kommentar/islam-wir-brauchen-die-debatte-37086060.bild.html

25 De obligada visión sobre esta cuestión es el ilustrativo vídeo «Who’s killing us?» (https://www.youtube.com/watch?v=dWLBYjEJMXI, enlace eliminado y censurado por YouTube).

26 Entre estos luchadores por la libertad hay que citar, a parte de los ya menciondos Pim Fortuyn, Theo van Gogh y Ayaan Hirsi Ali, a Mark Steyn, Elisabeth Sabaditsch-Wolff, Simon Deng, Geert Wilders, Leon de Winter (escritos de la mayoría de ellos se pueden leer traducidos al español en este mismo blog) e incluso a André Gluckmann (véase la reseña a su obra Occidente contra Occidente http://alianzacivilizaciones.blogspot.com/2005/07/occidente-contra-occidente.html). Para una visión panorámica de estos defensores de la libertad, véase el artículo de Bruce Bawer «Heirs to Fortuyn?» publicado en el Wall Street Journal el 23 de abril de 2009 (http://online.wsj.com/news/articles/SB124043553074744693). Bawer es autor, entre otros, de las obras While Europe Slept: How Radical Islam Is Destroying the West from Within (2006; traducido al español por la editorial Gota a Gota en 2007 y cuya reseña se puede leer en http://www.libertaddigital.com/opinion/libros/toque-a-rebato-1276233153.html y, sobre su presentación en España en http://www.libertaddigital.com/mundo/bruce-bawer-apela-a-la-europa-de-libertad-de-hirsi-ali-o-theo-van-gogh-1276301525/) y Surrender: Appeasing Islam, Sacrificing Freedom (2009). Sus contribuciones más actuales se pueden consultar en su blog personal www.brucebawer.com.

27 Por eso resultan ridículas esas muestras de sorpresa ante el creciente número de «europeos» que han ido (y van) a luchar con el Estado Islámico a Siria o a Irak (http://www.welt.de/politik/deutschland/article131951952/Mehr-als-2000-IS-Kaempfer-stammen-aus-Europa.html) o que el asesino que ha decapitado a los periodistas James Wright Foley y Steven Sotloff sea inglés. Alemania, cuna del salafismo europeo, por ejemplo, ha enviado a más de 400 yihadistas, siendo la mayoría de ellos mujeres o alemanes convertidos al islam (http://www.welt.de/regionales/duesseldorf/article130300631/Schueler-aus-Dinslaken-ziehen-in-den-Dschihad.html)

28 Véanse, por ejemplo, el caso alemán (http://www.elmundo.es/espana/2014/08/24/53f8e136ca474172258b4588.html) e inglés, en la figura del verdugo de los periodistas americanos mencionados anteriormente (http://www.elmundo.es/cronica/2014/08/24/53f86992ca474152258b4577.html; http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/02/actualidad/1409677987_899560.html y http://www.laprensagrafica.com/2014/09/03/periodista-decapitado-murio-siguiendo-su-sueo-en-oriente-medio).

29 ¿Cómo se ha de entender entonces que puedan imponer la sharia en suelo europeo y se permitan el lujo de crear patrullas policiales de control e imposición de la ley islámica en países como Inglaterra (http://redicecreations.com/article.php?id=23514 y http://www.dailymail.co.uk/news/article-2019547/Anjem-Choudary-Islamic-extremists-set-Sharia-law-zones-UK-cities.html) o Alemania (http://www.welt.de/regionales/nrw/article131949656/Wo-in-Deutschland-die-Scharia-Polizei-marschiert.html, http://www.welt.de/politik/deutschland/article131991208/Mit-Allahs-Erlaubnis-kommen-wir-in-alle-Staedte.html y http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2014-09-08/la-sharia-la-ley-islamica-que-se-extiende-sin-control-en-el-corazon-de-europa-1276527755/ o las informaciones ofrecidas por Westdeutsche Zeitung [http://www.wz-newsline.de/lokales/wuppertal/scharia-polizei-ist-offenbar-abgetaucht-1.1735844]; para las reacciones políticas ante este fenómeno http://www.bild.de/politik/inland/salafismus/bundesregierung-alamiert-ueber-wuppertaler-scharia-polizei-37561412.bild.html)? Sobre esta cuestión, véanse además: http://www.libertaddigital.com/mundo/2011-10-26/la-sharia-en-el-corazon-de-europa-esta-usted-en-una-zona-controlada-por-la-ley-islamica-1276439467/ y http://www.gees.org/articulos/la_extension_de_la_sharia_por_europa_9063.

30 Cfr. http://www.minutodigital.com/2014/10/15/bruselas-ejemplo-de-la-islamizacion-y-africanizacion-de-europa/ ¿Acaso puede sorprender todavía a alguien que en Alemania los simpatizantes del grupo terrorista Estado Islámico pudieran hacer hasta hace apenas dos días impunemente difusión de su simbología y de su mensaje de odio gracias al favorable marco jurídico diseñado por los verdes y por los izquierdistas?(http://www.welt.de/politik/deutschland/article131880455/IS-Propaganda-ist-in-Deutschland-nicht-verboten.html). Esta situación era tan escandalosa que, ante las recientes noticias de las crueldades que el Estado Islámico está llevando a cabo en Irak y Siria, el gobierno alemán se ha visto en la obligación de prohibirlo. Véase el excelente artículo de opinión sobre esta cuestión de Jacques Schuster: http://www.welt.de/debatte/kommentare/article132200636/Schluss-mit-dem-falsch-verstandenen-Multikulti.html.

31 Cfr. http://www.welt.de/vermischtes/weltgeschehen/article112996346/Muslime-in-London-auf-Scharia-Patrouille.html. Sobre la calidad moral de este musulmán nacido en Paquistán, véase http://www.dailymail.co.uk/news/article-2710261/Tower-Hamlets-Muslim-mayor-Lutfur-Rahman-accused-promising-houses-votes.html;http://www.telegraph.co.uk/news/politics/local-elections/11044933/Muslim-mayor-facing-allegations-of-corrupt-election.html; http://blogs.spectator.co.uk/coffeehouse/2014/04/does-lutfur-rahman-show-why-elected-mayors-dont-work/ (enlace roto) y http://www.progressonline.org.uk/2014/04/02/lutfur-rahman-why-the-mayor-of-tower-hamlets-must-go/


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s